OPINIÓN: CIFRAS QUE NO MIENTEN

Por: Ricardo Oviedo Zavala

El Ministerio de Energía y Minas ha dado a conocer que este año la minería aportará 10,955 millones de soles a los gobiernos regionales y municipales. Cifra muy importante tomando en cuenta el anuncio de cierre de operaciones de Las Bambas y otros centros mineros por los conflictos en los que el gobierno no pone el interés necesario para resolverlos. Este monto será repartido en los gobiernos subnacionales, representando un incremento del 65% respecto a las transferencias anteriores. Hay que señalar asimismo que los proveedores mineros, tal como lo señala el informe del Ministerio de Energía y Minas, han perdido desde el inicio de los conflictos el pasado 7 de diciembre, más de 120 millones de soles, cifra que hay que sumar a los miles de millones que ha perdido la producción nacional, el comercio y la industria en general, además del entrampamiento de las inversiones.

Hace poco, y como adelanto de la transferencia de canon y regalías mineras, el Ministerio de Economía y Finanzas transfirió a los gobiernos regionales y locales de las regiones mineras, un monto que, en el caso de Tacna, significó un incremento del 13% -en la mayoría de los casos- respecto al adelanto que por el mismo concepto se hizo en enero del año pasado. Tacna recibió este año 317 millones 868 mil 824 soles. Sin embargo, Moquegua recibió un adelanto de 183 millones 925 mil 926 soles. Con respecto al año pasado, Moquegua recibió un incremento del 1%. El recorte en el monto para esa región tiene su explicación: los 60 días que estuvo paralizada la mina de Cuajone cuando los campesinos de las comunidades de Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala obstruyeron las vías de acceso y las fuentes de agua que abastecían al centro minero.

Los comuneros demandaban una suerte de compensación a la empresa Southern toda vez que aseguraban ser propietarios del terreno de la mina. Resultó ser falso. Pero esa paralización de actividades ocasionó que la Southern perdiera 300 millones de dólares en exportaciones y Moquegua por canon y regalías 2.5 millones de soles diarios y el Estado 400 millones por impuesto a la renta. La medida de fuerza fue avalada por el gobernador Zenón Cuevas, quien, seguramente, tendrá que rendirle cuentas a su pueblo ahora que terminó su gestión en diciembre pasado.

Otras regiones mineras del Perú también han visto disminuidos sus ingresos del canon por bloqueos de carreteras, interrupción de la producción, entre otros factores que el gobierno no solo no se ha preocupado en resolver, sino que, en muchos casos, hasta ha apoyado los conflictos.

Ha sido la minería y en menor proporción el agro, los sectores que han sostenido al país sobre todo en las épocas de crisis. Si se quiebran esos pilares, la economía nacional sufriría una crisis irreversible. El gobierno que venga debe diseñar un proyecto país que sea efectivo para el bienestar de todos los peruanos. Los pilares de la economía se basan en los sectores productivos que los gobiernos deben mantener y fortalecer. Y la minería es uno de ellos.
Así están las cosas.

Related posts

CONMEMORARÁN 43 AÑOS DEL DECESO DE BASADRE

Roice Zeballos

DESDE EEUU, CONFIRMAN LLEGADA DE LA EMPRESA A365 A ZOFRATACNA

Roice Zeballos

TACNA: GOBERNADOR EXIGE CUMPLIMENTO DEL PLAN DE ACCIÓN REGIONAL DE SEGURIDAD CIUDADANA

Roice Zeballos

Leave a Comment