PUNO: VÁNDALOS INCENDIAN COMISARÍA DE JULI Y PROTESTAS SOCIALES DEJAN CINCO HERIDOS

Un grupo de vándalos atacó e incendió hoy las instalaciones de la comisaria de la ciudad de Juli, capital de la provincia de Chucuito, en el departamento de Puno, en una jornada de protestas sociales que ha dejado hasta el momento cinco personas heridas.

Los manifestantes se movilizaron hasta la sede policial para exigir el retiro de los agentes policiales y del personal del Ejército que apoya la seguridad pública en esa localidad. Ante la presencia de la enardecida turba, los policías realizaron disparos al aire para disuadirla.

Al no poder disuadir a los violentistas, los agentes del orden abandonaron la comisaría para refugiarse en la villa militar del Ejército.

Los vándalos lanzaron mezclas incendiarias en el interior de la delegación policial que en pocos minutos ardió y el fuego se expandió a todos sus ambientes reduciendo a cenizas los bienes muebles que allí albergaba.

Otro grupo de manifestantes intentó tomar las instalaciones de la base de la Marina de Guerra que se encuentra a orillas del lago Titicaca, pero fueron repelidos por el personal militar acantonado en la base y que utilizó bombas lacrimógenas para dispersar a los revoltosos.

De momento, el puente internacional en la carretera Puno-Desaguadero se encuentra actualmente bloqueado por los manifestantes, lo que impide la circulación vehicular que se dirige a la frontera con Bolivia.

Cinco personas heridas dejaron, hasta el momento, las protestas sociales que se registran en la ciudad de Juli, capital de la provincia de Chucuito, en el departamento de Puno.

Según un Comunicado Oficial de la Red de Salud Chucuito, los ciudadanos heridos en los enfrentamientos de manifestantes con las fuerzas del orden y que están siendo atendidos en el hospital Rafael Ortiz Ravines, de la ciudad de Juli, han sido identificados como Julia Mamani Anchapuri, de 62 años de edad; Sofía Montura Llanqui, de 42 años.

Asimismo, Mauro Córdoba Callacondo, de 47 años; Pastor Calamullo Ticona, de 48 años, quien presenta herida de bala; y Sabino Fernández, de 73 años de edad.

“La Red de Salud de Chucuito indicó que el personal de los 51 establecimientos de salud y del hospital Rafael Ortiz Ravines de Juli se encuentran en alerta máxima para brindar atención oportuna a la población”, finaliza el comunicado.
Fuente: Andina

Related posts

JORGE ANGULO: “RECHAZO ROTUNDAMENTE EL PASE AL RETIRO DEL ALTO MANDO DE LA PNP”

Roice Zeballos

OTÁROLA: GOBIERNO TRABAJA PARA GARANTIZAR LAS INVERSIONES EN MINERÍA Y OTROS RUBROS

Roice Zeballos

JUNTA NACIONAL DE JUSTICIA SUSPENDE POR SEIS MESES A FISCAL DE LA NACIÓN

Roice Zeballos

Leave a Comment